Consejos a corredores

Si eres un corredor con experiencia en pruebas de ultra fondo, es muy probable que no necesites estos consejos. Pretendemos dirigirnos especialmente a aquellos deportistas que afrontan por primera vez una competición sobre estas distancias.

Aquí no vamos a exponer información técnica, ni es el objetivo, ni estamos capacitados para ello, hay muchos sitios de Internet en los que puedes encontrar documentación específica sobre preparación de estas pruebas redactada por especialistas.

Son solo unas pinceladas, cuatro conceptos muy simples realizadas desde el sentido común y la experiencia, que pensamos que no debéis olvidar para afrontar el reto con éxito.

Si queréis profundizar en el tema de la preparación, ponemos a vuestra disposición algunos enlaces con información técnica que hemos localizado en Internet (tan sencillo como buscar en Google “consejos para corredores de ultra trail” o algo similar), y que ponemos al final de esta página. Seguro que encontráis muchos más. En todo caso, lo mejor siempre es contratar a un profesional, a un entrenador. Por una cantidad muy razonable podéis encontrar a una persona con la preparación adecuada para llevar la planificación de vuestro entrenamiento, aconsejaros y corregir vuestros errores.

Lo primero en lo que queremos hacer pensar es en recordar lo más obvio. Porque el hecho de ser algo tan evidente no evita que muchas veces lo olvidemos. Es una carrera muy larga. Tan larga que para muchos serán alrededor de 15 ó 20 horas, y algunos llegarán al límite de 24 horas. Incluso habrá quien quiera llegar hasta el final pasado el límite de tiempo, ya fuera de carrera, aunque su tiempo no salga en las clasificaciones.

Y recordando esto que es lo más obvio, no pretendamos iniciar el Ultra Trail al mismo ritmo que llevamos cuando salimos a entrenar para hacer 10, 20, 30… km. Nos esperan 95 y para muchos de nosotros, hacer por ejemplo 18-20 km con estos desniveles en las tres primeras horas, puede significar coger el primer pajarón… o la retirada.

En tantas horas da tiempo para todo. Con esto queremos decir que puedes coger una pájara y recuperarte, coger otra y volver a recuperarte… Sentirte bien y sentirte mal sucesivamente en muchas fases de la carrera. A lo largo de tanto tiempo, tu cuerpo y tu mente experimentarán distintas fases que pueden ser totalmente contrapuestas. Y no tienen por qué ser las peores las que experimentes al final de la prueba.

Por eso, es muy importante la cabeza, ser capaz de pensar en positivo, que si pasar por un mal momento, es muy probable que si te hidratas, te alimentas, descansas un poco… te recuperes. Que si tienes molestias musculares, terminen pasando cuando hayas repuesto líquido y sólido, estirado un poco…

Cuando pases momentos malos, un consejo muy extendido es ir marcándote pequeños retos (llegar hasta el próximo pueblo, recorrer los siguientes 5 km, acabar esa subida…) y al verlo cumplido, obsequiarte con un pequeño premio (ese trozo de barrita energética, o esa galleta que tanto te gusta, refrescarte el rostro y la nuca… lo que se te ocurra).

Si tener cuidado con no pasarse de ritmo es fundamental, hay otra máxima que no puedes olvidar. Comer y beber, alimentarte, hidratarte, comer, beber, alimentarte, hidratarte… No lo olvides en ningún momento. Vas a tener mucho gasto y tienes que ir reponiendo constantemente, sin pasarte, pero sin quedarte corto. Porque tan malo como hacerlo por defecto, como beber o comer de más. El exceso de líquido (en lo que podemos pecar especialmente si hace mucho calor), te puede hacer caer en la hiponatremia, un exceso en la concentración de sodio por ingerir más líquido del que podemos asimilar y expulsar, lo que puede llegar a ser muy peligroso en los casos más severos.

En cuanto a la alimentación, pasa un poco lo mismo, aunque la consecuencia de comer en exceso no va a llegar a ser tan grave como en el caso de la hiponatremia, si que puede tener consecuencias negativas para tu rendimiento. El caso más común es que no asimiles lo que tomas.

Tu estómago puede sufrir mucho si no te alimentas adecuadamente. Por ejemplo, si consumes geles energéticos sin la suficiente cantidad de agua, lo normal es que tu aparato digestivo lo acuse. Por eso debes estar acostumbrado a tomar todo aquello que vayas a ingerir en carrera. Los experimentos en casa.

Tienes que conocerte. Física y mentalmente, conocer lo que te sienta bien y el qué mal. Y eso solo se consigue con el entrenamiento. Porque no solo se entrena a correr. Uno también se prepara para alimentarse e hidratarse en carrera, para estar preparado en los momentos malos. Para superarse constantemente a sí mismo.

En ocasiones también se acusa el exceso de dulce. Las barritas, los geles, siempre suelen tener un considerable contenido en azúcar, y muchas horas consumiendo solo ese tipo de alimento nos puede hacer aborrecerlo. En los avituallamientos de la prueba encontrarás productos salados.

También es importante que estés habituado al equipo que vas a llevar en la prueba. No solo las zapatillas, calcetines (pensamos que si te inscribes en una carrera de esta envergadura ya tienes experiencia como para saber que no se estrena nada en una competición), sino que también debes conocer cuál es el mejor ajuste del equipo con el que vas a correr. No es agradable estar tantas horas con, por ejemplo, una mochila que va constantemente dando botes en tu espalda.

Otra cosa que debes tener en cuenta es que casi con total seguridad harás un buen tramo del Ultra Trail por la noche. La linterna frontal (la que te permite llevar las manos libres en todo momento) es imprescindible, pero haber entrenado, o al menos saber lo que es correr de noche por montaña es importante. Las sensaciones en semi oscuridad, solo mitigada por la luz de tu frontal y a lo mejor por la de tus compañeros de carrera, son diferentes. Y no olvides llevar repuesto (pilas, y si no es de leds, bombilla).

No te olvides del medio ambiente. Vas a pasar por muchos parajes magníficos. Si no la conoces, vas a salir enamorado de esta parte del Pirineo. Déjalo todo como te gustaría encontrarlo, limpio. No cuesta nada tener previsto un bolsillo en el equipo para guardar los envoltorios de las barritas, las galletas, el chocolate… ¡los envases de los geles! Cuando llegues al avituallamiento podrás tirarlo todo al contenedor. Independientemente de que puedas ser sancionado, piensa que lo que tires va a permanecer mucho tiempo en ese lugar.

Y por último, recuerda que es una carrera por montaña. Aunque casi todo el recorrido es por media montaña, en el caso del Ultra Trail Cazadores del Galicia llegarás a una altitud de 1800 metros. Aunque se celebre en junio, puedes encontrar condiciones muy adversas. No será lo normal, pero debes estar preparado para esa situación. Lo que es seguro es que la temperatura oscilará considerablemente del día a la noche, y que hará frío. Debes prever llevar ropa de abrigo, especialmente para ponerte durante los altos que tengas que hacer. También es probable que la necesites durante los descensos. El ejemplo más claro es que después de pegarte una buena sudada subiendo a la Peña Oroel te quedará un largo descenso hasta Jaca, con toda probabilidad de noche o al amanecer, y agradecerás tanto ponerte una camiseta seca, como abrigarte.

Enlaces

Algunos de estos enlaces te resultarán más útiles, otros no serán tan fáciles de adaptarlos a ti y lo serán menos, pero te puedes hacer una idea de cómo se preparan otros corredores. Siempre se aprende algo.

A %d blogueros les gusta esto: