Jaca

Jaca. No nos será fácil encontrar tanto contenido en tan pocas letras. Jaca. Pregúntale al río, sí. Pregúntale al río Aragón, extendió su nombre al territorio, de piedra gélida en sus orígenes glaciales, que nace en su término, y que en el transcurso de los últimos milenios ha visto correr por su lecho las mismas aguas que van y vienen, que siempre vuelven porque aquí se encuentran a gusto, porque aquí encuentran su paraíso. Pregúntales qué han visto, qué han oído, qué han sentido cuando han abandonado el entremón del congosto valle que forman estos montes, estas sierras interiores de la gran y hermosa cordillera pirenaica, y se han topado con estas tierras ensanchándose a placer. Pregúntales qué les susurraban los cascos de los caballos íberos, celtas y vascones que en su eterno batallar contra las tribus “iakketanois” no cesaron de dejar sus huellas. Summus Portus, rebajado por los romanos antes de Cristo, ya fue testigo de su presencia para ocupar “Iacca” y a sus “Iaccetanis”. Luego los visigodos, los francos, árabes, judíos y cristianos. Todos. Sí, todos en esas cuatro letras.

Leer más…

Chema Tapia

http://chematapia.blogspot.com.es/

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: